19 de febrero de 2011

Platos sucios

La cocina moría. Sangraba leche, zumo, arroz y azúcar. Pero daba igual, porque aun quedaba todo el tiempo y nuestro mundo.

bodegones

2 mentes se han parado:

Natalia dijo...

Ya puede detenerse el mundo, que el nuestro seguirá bebiendo café y zumo de naranja en esa cocina.

Mr. X dijo...

Me encanta tu blog, te sigo
Saludos