27 de enero de 2011

Zombieland

¿Qué sentido tiene? Cuando eres adulto, tienes hijos, y vuelves de trabajar, cansado, y no sabes por qué estás cansado. O mejor, no sabes para qué te has cansado tanto. ¿Para volver a dormir apenas 6 horas y volver a levantarte e ir a trabajar y agotarte otra vez? Es por el dinero, dinero que necesitas para pagar la comida, la luz, el agua, el gas, la hipoteca… Pero no sólo eso. Llegas a casa y tienes que seguir trabajando, limpiar, recoger, dejar la casa en condiciones para poder seguir viviendo en ella, hacer la comida/cena… Cuando puedes descansar te sientas frente a la tele. Anuncios que te acribillan, recordándote que eres un deshecho humano y que la única forma de arreglarlo es comprarlo y que nunca será suficiente. No sólo es la tele, es la sociedad entera. Escaparates, gente con bolsas por la calle, gente luciendo ropa nueva… Vivimos al servicio del inconformismo insaciable ¿Por qué no nos dejan descansar? ¿No podemos ser tal y como somos? Nos repiten una y otra vez que lo que hacemos es insuficiente. Que hay que hacer más y más… ¿Hasta dónde? ¿Más para qué? A quien tengo que saciar, ¿no es a mi?

4 mentes se han parado:

Elisa dijo...

apagas la tele, dejas los escaparates o los ignoras y te vas con la gente a la que quieres... si estas con ellos te dará igual que te metan toda la publicidad del mundo, que te digan que compres lo que quieras, da igual... mejor ser pobre y con gente que te quiere, y que tu los quieras, que ser rico y no tener a nadie con quien compartirlo

Natalia dijo...

Yo prefiero un abrazo cálido que el frío tacto de las monedas o el de lija de los billetes. Que nos tengamos los unos a los otros, eso es lo importante.

:D

Guille dijo...

Sí, eso está claro. A lo que me refiero es a que la sociedad actual, el mundo no está hecho para que te pares a pensar cuánto necesitas a los que te rodean, está hecho para que pienses que necesitas cosas nuevas, cosas que sólo puedes conseguir gastando dinero...
Compra, consume... siempre igual. La gente está hecha zombie por culpa de esto. Hay gente que siente la necesidad de comprar, de gastar. Simplemente por el hecho de comprar. Y está claro que quieren que todos seamos así. Que dejemos de pensar en lo importante, y nos dediquemos a pensar en lo que nos falta que no necesitamos y lo consigamos lo antes posible, para que cuando lo tengas necesites volver a comprar lo siguiente que no necesites...
El mundo está hecho para que trabajes y consumas, sin siquiera descansar. El ocio es consumo.

Natalia dijo...

Sí, es muy triste que sean las multinaciones las que decidan nuestros gustos. Hoy día nos gustan las cosas por imposición. Y es más triste aun que ya ni siquiera nos demos cuenta.